El aceite de la caja se degrada con el uso y pierde sus propiedades; es recomendable afinar su caja por lo menos dos veces al año con el fin de conservar el buen funcionamiento de esta. Dentro de la afinación se cambia el aceite, el filtro y las juntas.

Con este servicio alargas la vida útil de tu caja. Si no lo haz hecho aún, visítanos para realizarlo y comenzar a darle el mantenimiento adecuado a tu auto.